SER MUJER, SOLO MUJER, UNA SIMPLE MUJER MÁS

En el día internacional de la mujer me viene a la cabeza la historia de las mujeres entregadas a la vida consagrada sean Misioneras de la caridad, Franciscanas (Clarisas) Hermanas de Belén, de la Inmaculada, Del Sagrado Corazón, De la Cruz y cuantas congregaciones existan que hoy por falta de espacio no se mencionan.

Solo se que son mujeres que supieron escuchar su llamado, reunir su coraje y la fuerza interior para trabajar al servicio de los más desfavorecidos. Mujeres que decidieron dejar debilidades humanas para que, con la gracia de Dios, dar fortaleza a los que no la poseen por distintas causas, que se caracterizan por ser mujeres de oración qué: No juzgan, No critican, No, gritan, No rechazan, No se burlan, No envidian.

Mujeres de Entrega y Servicio para quien lo necesite

Mujeres que a través de la oración y la entrega solo saben servir a aquel que toca a su puerta recibiendo y aceptando la caridad de otros para proveer a los más necesitados, que agradecen con una sonrisa y un amoroso “Dios se lo pague” que toca el corazón de aquel que se desprende de un par de monedas. Mujeres que se han desprendido de algo tan valioso como es el ser madres y han reservado ese instinto maternal para amar, cuidar y agradecer por el más necesitado.

Hoy celebro junto a cada una y con todas las Mujeres que con humildad, cariño, bondad, valentía y eficacia hacen este mundo mejor, siendo ellas; educadora, servidora publica, contadora, ama de casa, artista, consagrada, asistente, vendedora, numeraria, médica, enfermera, directiva, ejecutiva, periodista, científica, estudiante, madre, hija, esposa, todas mujeres que durante este tiempo de confinamiento, espera y cambio han sabido llevar y estar en la familia, trabajando día a día con sonrisa y mucho amor para lograr una sociedad más justa y próspera. 

No ha sido nada fácil la vida para algunas

Consciente que para algunas no ha sido nada fácil la vida, estas encuentran la manera de estar a favor de lo que creen, sea por injusticias, sufrimientos ellas responden manifestando con demasiado ruido, gritos, pintadas, tambores, pitos, panderetas y cuanta tontería o estupidez pueda caber, según ellas para ser escuchadas y valoradas por la sociedad. 

Un actuar contrario a valores únicos e inquebrantables de lo que es ser mujer, con esto dan lugar a lo que no se es mujer y quiebran valores. Ser mujer significa vivir todas las virtudes mencionó algunas amor, bondad, responsabilidad y alegría, que reconoce que el silencio habla y hace más ruido cuando se acompaña de acción diaria por una igualdad que se gana con esfuerzo, como lo antes mencionado en las congregaciones, será un bien para todos cuando se pueda algún día entender como humanidad, que todos nacemos de una mujer y que si la violento o maltrato me ofendo a mi.

La Grandeza de Ser Mujer, una Simple Mujer

En la grandeza de ser mujer hay que reconocer que sin nosotras ninguna sociedad se sostendría como ha de ser, gracias a su valentía y entrega maravillosa de ser mujer premiada por la naturaleza que donde pasa da vida y, a quien Dios a querido encomendar la dulce tarea de cuidar, proteger y perpetuar la vida. Feliz día a todas esas grandes mujeres.

ESCUCHA AQUÍ EL EPISODIO DE ESTA SEMANA «DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER»

Minutos

  • 04:37 Día internacional de la mujer
  • 03:07 Mujeres de entrega y servicio para quien lo necesite
  • 01:45 No ha sido nada fácil para algunas mujeres
  • 00:34 La Grandeza de Ser mujer, una simple mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *